B.C anuncia la segunda ola de COVID-19

B.C anuncia la segunda ola de COVID-19, ya que confirma 499 nuevos casos y 2 muertes más durante el fin de semana.

Traducido de CBC www.cbc.ca/news B.C ahora tiene 1.639 casos activos de la enfermedad causada por el coronavirus.

La Dra. Bonnie Henry, oficial provincial de salud, dijo el lunes que B.C. se encuentra en la segunda ola de la pandemia de coronavirus, ya que confirmó 499 nuevos casos de COVID-19 y dos muertes más durante el fin de semana. Los nuevos números elevan el total de casos activos de B.C. a 1.639.

“Se puede decir que estamos en nuestra segunda ola”, dijo la Dra. Bonnie Henry a los periodistas este lunes. Ha habido más de 150 casos por día desde el viernes, con el total más grande de un solo día con 174 de domingo a lunes.

A pesar del aumento de casos, Henry se apresuró a señalar que la provincia no está experimentando un “crecimiento exponencial” y que la mayoría de la gente en B.C. están haciéndolo todo bien.

Un total de 11.687 personas han sido diagnosticadas con COVID-19 desde que comenzó la pandemia y 253 han muerto por la enfermedad causada por el nuevo coronavirus.

Hay 67 personas en el hospital, 19 de las cuales están en cuidados intensivos. La provincia está monitoreando activamente a 4.028 personas que han estado en contacto cercano con alguien que tiene COVID-19.
El sistema de atención médica aún no está abrumado, dijo Henry.
La mayoría de los casos corresponden a jóvenes que no necesitan hospitalización, dijo.

La provincia también está viendo que la transmisión ocurre dentro de grupos familiares y pequeños grupos, con grupos más grandes que ocurren en lugares de trabajo esenciales, agregó.Eso podría cambiar rápidamente si los comportamientos cambian, dijo Henry.
“Es posible que podamos entrar en una de esas curvas u ondas que aumentan rápidamente”, dijo. “Estamos en un lugar complicado en este momento”.

‘Hemos logrado controlar relativamente la propagación en nuestra comunidad’

Continúan habiendo transmisiones del virus que causa COVID-19 a través de B.C. pero la provincia no registra nuevas infecciones al mismo ritmo que otras partes de Canadá, según Henry.

El número total de casos de COVID-19 en Canadá ha superado los 200.000, cuatro meses después de que el país alcanzara el umbral de 100.000 casos. El lunes, el ministro federal de Seguridad Pública, Bill Blair, dijo que la frontera terrestre entre Canadá y Estados Unidos permanecería cerrada a todos los viajes no esenciales hasta al menos el 21 de noviembre. “Aquí en B.C. hemos logrado controlar relativamente la propagación de nuestra comunidad”, dijo Henry.

Los grupos de casos están asociados con servicios esenciales como tiendas de comestibles y plantas de procesamiento de alimentos, y además los rastreadores de contactos están funcionando “las 24 horas”, dijo Henry.
El domingo, Fraser Health declaró nuevos brotes de COVID-19 en una instalación de procesamiento de carne en Surrey, B.C., y en dos hogares de cuidados a largo plazo.

Un miembro del personal de Zion Park Manor, un centro de atención a largo plazo en Surrey, dio positivo por COVID-19 y actualmente se encuentra aislado en su casa.
Se han implementado medidas mejoradas de limpieza y control en las instalaciones y Fraser Health está trabajando para identificar a cualquier persona que pueda haber estado expuesta.

Las medidas de seguridad escolar funcionan, dice Henry
Seis semanas después del comienzo del año escolar, ha habido transmisión limitada y no ha habido brotes generalizados de COVID-19, una señal de que las medidas de seguridad tomadas en las escuelas están funcionando, dijo Henry.

Henry reiteró la importancia de seguir las pautas de salud pública, como mantener grupos pequeños y usar máscaras, y dijo que las empresas deben continuar siguiendo sus planes de seguridad haia el COVID-19.
“La gran mayoría de la gente se ha tomado esto en serio”, dijo.
Henry también anima a los padres a mantener pequeños los planes de Halloween este año.

Dijo que los padres deben comunicarse con el vecindario para averiguar qué casas participarán y comprender que algunas personas no querrán que los niños vengan a sus hogares.
En lugar de tazones de dulces compartidos y golosinas caseras, sugiere tener una bolsa de dulces colgada en las puerta con paquetes de dulces individuales de manera que los niños puedan agarrarlos ellos mismos.
“Este no es el año en el que vamos a tener cientos de niños yendo a cientos de casas en grupos grandes”, dijo Henry.
“Eso no puede suceder este año”.

Source of content and images: CBC

About Author