Burnout Laboral: Panorama Actual y Formas de Vencerlo

Por Gabriella Rodrigues

En 2019, la Organización Mundial de la Salud (OMS) reconoció al burnout laboral como un fenómeno ocupacional. Aunque no es considerado una condición médica, ha sido definido como “estrés laboral crónico que no ha sido manejado con éxito.” Previamente, el burnout se definía como un “estado de agotamiento vital”.

Si bien han pasado algunos años desde que la clasificación ha cambiado, la 11a Revisión de la Clasificación Internacional de Enfermedades (CIE-11), que contiene el burnout y varios otros diagnósticos, entró en vigencia en 2022.

“El cambio principal dentro de esta nueva definición tiene que ver con los derechos de los trabajadores ya que, desde ahora, la responsabilidad por el burnout está directamente ligada a las compañías”, señala la psicóloga Carolina Barbosa Gobetti. Por lo tanto, la expectativa es que las empresas sean llamadas a la acción para construir un ambiente de trabajo más saludable y menos estresante.

La Expansión del Burnout

La buena noticia de encontrar una definición más precisa para el burnout es que suele ayudar a abordar la condición con más precisión, pero con el escenario actual de la pandemia por COVID-19, se agrega más peso al problema y es posible que algunas soluciones no estén inmediatamente disponibles ni sean fácilmente accesibles. Según un estudio de Limeade, el burnout ha sido identificado como la principal causa de renuncia en masa conocida en el Reino Unido y los Estados Unidos como la Gran Renuncia.

Otra encuesta, de McKinsey & Company, entrevistó a más de 5000 empleados que trabajan en entornos corporativos y gubernamentales para entender, entre otras cosas, su nivel de burnout. Los resultados mostraron que el 49% reportó sentir algunos síntomas de agotamiento en el trabajo, y la falta de comunicación organizacional es considerada un detonante de esa sensación.

Sin embargo, como enfatizan los investigadores, “eso podría ser una subestimación, ya que es menos probable que los empleados que experimentan burnout respondan a solicitudes de encuesta, y es posible que los individuos más agotados ya hayan dejado la fuerza de trabajo – como lo han hecho varias mujeres, que han sido afectadas desproporcionadamente por la crisis del COVID-19.”

Adicionalmente, el sitio web de empleo Indeed encuestó a 1500 trabajadores estadounidenses de distintas edades, niveles de experiencia e industrias para comprender el estado actual del burnout. El informe muestra que el 67% de los trabajadores piensa que el burnout ha empeorado durante la pandemia. Es más, el 52% de los encuestados dijo que había experimentado burnout en 2021, en comparación con la misma encuesta pre-COVID donde el 43% reportó sensación de burnout.

Los hallazgos de la encuesta de Indeed también resaltan que los empleados que trabajan virtualmente, desde su casa, tienen una percepción diferente a quienes lo hacen en el sitio de trabajo. Es más probable que los primeros digan que el burnout ha empeorado durante la pandemia (38%), mientras que el 28% de los últimos tiene ese mismo sentimiento.

La principal razón detrás de esta diferencia se relaciona con la lucha por encontrar equilibrio entre el trabajo y la vida en la pandemia “debido a la incapacidad de tomarse tiempo libre o a la falta de límites claros entre el lugar de trabajo y el hogar.” Además de los límites borrosos entre el trabajo y la vida, las finanzas (33%) y la salud (25%) también fueron grandes preocupaciones y detonantes de síntomas de burnout.

Síntomas

En el último documento de la OMS sobre burnout, la condición se refiere específicamente a un fenómeno en el contexto ocupacional y se caracteriza por tres efectos principales:

  • sensación de disminución de la energía o agotamiento;
  • mayor distancia mental del trabajo propio, o sentimientos de negatividad o cinismo relacionados al mismo; y 
  • reducción de la eficacia profesional

Según Gobetti, estos efectos abarcan numerosos síntomas a nivel físico y mental, así como también una disminución del sentido de valor en el espacio de trabajo. La sensación de falta de energía y agotamiento puede experimentarse a través de “dificultad para concentrarse, dolor muscular, cambios en la presión sanguínea, latidos cardíacos rápidos y falta de energía en general.”

Desde una perspectiva de salud mental, el burnout consiste en un proceso de despersonalización y está conectado con cambios en el comportamiento hacia el trabajo y las personas, altibajos emocionales extremos, mayor insensibilidad, aislamiento y nerviosismo. Finalmente, el signo más común, el sentimiento de fracaso en el trabajo, es provocado por la inseguridad, la negatividad y la sensación de que una persona no es capaz de lograr una tarea o desarrollar nuevas habilidades.

Pedir Ayuda

Para los individuos que han estado experimentando estos síntomas, lo más importante es buscar ayuda profesional. Gobetti aconseja: “Es altamente recomendable que una persona que está experimentando burnout hable con un psicólogo, para que este profesional pueda evaluar la situación e identificar si realmente se trata de burnout o de algún otro desorden mental, como depresión o ansiedad.” Junto con el tratamiento, también es útil participar regularmente en actividades físicas, establecer un horario para acostarse y despertarse para garantizar descanso suficiente, y tener acceso a actividades agradables.

Si bien la pandemia ha sido impredecible para todos, las empresas también deben estar al tanto de los efectos que ésta ha tenido en su fuerza de trabajo y de cómo pueden aliviar algunos de los estresores contribuyentes. Dado que el fenómeno del burnout existía antes de la pandemia pero se ha vuelto más preponderante durante este tiempo, actualizar los procedimientos y protocolos existentes o establecer nuevos es un paso que las compañías pueden tomar para asegurar el bienestar de sus empleados. Algunas sugerencias son hacer evaluaciones periódicas del ambiente de trabajo para medir el nivel de estrés de los empleados, mitigar cargas de trabajo abrumadoras y ofrecer charlas sobre salud mental, horarios flexibles y recreos mentales. Por último, pero no menos importante, los empleadores deben prestar atención a sus empleados para percibir cambios de comportamiento, establecer el diálogo y, sobre todo, brindarles apoyo.

Referencias:

https://www.who.int/news/item/28-05-2019-burnout-an-occupational-phenomenon-international-classification-of-diseases

https://www.mckinsey.com/business-functions/people-and-organizational-performance/our-insights/what-employees-are-saying-about-the-future-of-remote-work

https://www.indeed.com/leadershiphub/preventing-employee-burnout-report

https://www.inc.com/marcel-schwantes/why-are-people-really-quitting-their-jobs-burnout-tops-list-new-research-shows.html

Newsletter Sign Up

To get our free biweekly newsletter. Receive information about Latin American news in BC and in the world..